9 de febrero de 2011

No adhiero



Dice Michael Holroyd sobre Gwen John, en uno de varios artículos que traduje para un libro de La Bestia Equilátera, a salir este año:

"Esta capacidad para absorber el dolor en lugar de disiparlo era parte de la fuerza que le transfería a sus pinturas."

¿Te parece? Sinceramente, a estas alturas, voy mucho más por la disipación.

La de arriba es ella, según ella, visiblemente absorbiendo dolor.

*Quiero decir... respondería con esta reflexión que Juan Desiderio puso en Facebook el otro día:

"Cuando veo pasar aves negras por mi mente, escribo. Las impacto contra un papel. Las ilumino. Descubro sus formas, y así sé que traman. Las quemo a la vista de todo el que quiera ver".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no la veo tan dolorida... Aunque sí bastante seriecita. ¡Debería disiparse un poco!
Nora

Ulschmidt dijo...

Sin dudar hay una transformación, termodinámicamente hablando, de lo que llama melodramáticamente "dolor" en otra cosa que no es lo mismo sino una elaboración y toda elaboración con respecto a la materia prima y cruda original, disipa. Una destilación de su dolor si se quiere.

Ale Ventura dijo...

yo creo que es un poco la bisabuela de Scarlett Johansson

Paula dijo...

qué hermoso lo que dijo juan desiderio!