8 de noviembre de 2014

Llegó el libro anaranjado









Estos mundos en los que me sumerjo unos meses y después abandono y después vuelven así, y es lindo.

6 de noviembre de 2014

Muestrita



En esta extraña inmovilidad o postración, como una voz grave y obstinada, se introducían mil pequeños accidentes: la picadura de insecto, la mano resbalándose sobre el abrelatas, una pérdida de equilibrio en los tablones de la escalera, erupciones, ollas caídas, objetos rotos o perdidos; una constante, absurda comunicación susurrada desde el reino de la incidencia fortuita. Durante medio día las canillas de la cocina se negaron a dar agua de cualquier tipo, después gotearon un licor lento y oxidado aun cerradas; cuatro tejas se cayeron del techo en una tarde de aire inmóvil; la mujer de Lyall se volvió súbitamente alérgica al sol, y andaba por ahí desfigurada.

de M. John Harrison, Running Down.

22 de octubre de 2014

El minuto exacto en que se empieza a traducir un nuevo libro: intensidad de la voluntad y de la fe.
Pero miren qué buena cara me tocó: M. John Harrison.


1 de octubre de 2014

Y ya que vengo con ímpetu


1 de septiembre de 2014

Se me ocurrió que por qué no


29 de julio de 2014

Leeré en voz alta

(Lo más alta que pueda).


27 de julio de 2014

Everybody Else Is Doing It, So Why Can't We?

Jugando con los dos clásicos de Guillermo Charles para que los trabajemos en el taller de los lunes
Mi propia versión, tras tanto buscar versiones:


This Is Just to Say                                      Sólo quería decirte

I have eaten                                                  que me comí
the plums                                                      las ciruelas
that were in                                                   que estaban en
the icebox                                                     la heladera

and which                                                     y que
you were probably                                        probablemente
saving                                                           guardaras
for breakfast                                                 para el desayuno.

Forgive me                                                   Perdoname
they were delicious                                       estaban deliciosas
so sweet                                                       tan dulces
and so cold                                                   y tan frías.





The Red Wheelbarrow                             La carretilla roja

so much depends                                         tanto depende
upon                                                            de

a red wheel                                                  una carretilla
barrow                                                         roja

glazed with rain                                           glaseada con agua
water                                                          de lluvia

beside the white                                           junto a las gallinas
chickens.                                                      blancas.



William Carlos Williams

7 de julio de 2014

Del italiano con amor

Hace casi dos años puse acá y acá, con ánimo juguetón, unos textitos de Gianni Rodari que había traducido. Porque me encanta Rodari y porque mis estudios de italiano me pareció que estaban lo bastante avanzados como para permitirme ese desvarío intelectual.
Y ahora miren qué: es justo un Rodari mi primera traducción del italiano publicada. 
Atisbitos de justicia como para compensar un poco todo lo demás.



23 de junio de 2014

¿Les leo un poemita que me gusta mucho?


De Denise León, en Templo de Pescadores (Córdoba, Alción Editora, 2013).

video

9 de junio de 2014

Es mi blog y hago lo que quiero

Por ejemplo esto que me había propuesto no hacer: poner un poema mío. Y muchísimo más vergonzante: poner un poema escrito por mi hija de 7 años. Y qué, me encantó. Claro que le corregí las faltas de ortografía y la "ayudé" con los cortes de verso. Sólo eso. Pero juro que nunca le sugerí que escribiera. Ni poemas ni nada. Bueno, creo. Poemas no, eso seguro. Buen, basta. Acá van.

El de Amelia:

A veces con el agua no se escucha

A veces con el agua no se escucha
y bueno, qué se le va a hacer.
Ruidos de cadenas, de piletas
cuando se lavan las manos,
la bañadera y con el bidet.
Y bueno, decís qué de nuevo
y ahí por fin escuchás.

El mío:

Gestualidad del malestar difuso

El dedo toca apenas la garganta,
el inicio: es acá. ¿Qué?
Quema. Ligeramente. ¿Arde? No.
Hacia acá irradia.
Está acostumbrado al recorrido
de bajo las costillas: es acá.
¿Dolor? ¿Fuerte? Ni fuerte ni dolor
exactamente. A veces da la vuelta
así, y se conecta con acá. Éste es el punto.
Y después, claro, ya sabemos:
toda esta parte, perpetua inflamación.
Se siente como algo... así, un movimiento;
no es lindo, no. ¿Pura deixis?
Bueno. Perdón. ¿Cómo hacen todos
para no señalarse a cada rato
y explicar: me molesta acá y así?