26 de junio de 2011

La vida es vella

Voy en el tren, sentada del lado de la ventanilla. La señora que está a mi lado se levanta, y ocupa su lugar el chico que iba parado leyendo. De 19 o 20 años, y el libro está encuadernado en verde oscuro, como de biblioteca. Yo me había estado preguntando qué leería con esa concentración. Así que espío de inmediato: Suave es la noche. Me recorre una oleada de satisfacción. Creo que hasta abro la boca, quiero decírselo: oia, ésa es una de mis novelas favoritas de todos los tiempos. Aunque la leí hace tantos miles de años que no recuerdo de ella más que imágenes, escenas, olores, sensaciones físicas, lugares donde la leí. ¿Ves, me digo, que no hay más que esperar que el azar te regale estos raptos de contento? Un cielo celestísimo junto a la ventanilla, el tren que avanza a la altura de las copas de los árboles, el chico leyendo Tender is the Night. Me exalto: me gustaría contárselo a Fitzgerald.

Espío otro poco. A ver si recuerdo la parte por donde va... Y leo: "El hombre velludo de la botella le dirigió la palabra al salir del agua". Frunzo un poquito el ceño. Repito un par de veces --espero que mentalmente-- la frase mientras atravesamos copas de árboles. ¿No había otra opción de traducción, me pregunto, que el veSHudo de la boteSHa? Claro que el traductor debió ser español. El veiudo de la boteia molesta menos. Pero ¿y "peludo"? ¿No podía ser? ¿Remite demasiado exclusivamente al pelo de la cabeza?
Y así hasta llegar a Retiro y hacerme la última pregunta: ¿¿¿es posible que yo sea tan pero tan hinchapelotas???

10 comentarios:

Anónimo dijo...

De tender me acuerdo de una playa, y de violencia, creo saber donde lo lei (pero que viva, es el lugar donde lei por 3 anios). Me acuerdo de su magia, eso si.
Tu bibliotecaria ebria es muy copada con el pasado, te voy a decir.

Soy la Wanda

Anónimo dijo...

Hola Laura, acá Martín de Rosal.
Consulta Fitzgerald: hay dos versiones de Suave es la noche.
Cuál es la que va, o al menos la que
fue una de tus favoritas?
La larga o la corta?
La que arranca con Antecedentes del caso o la que empieza con una descripción de la costa?
Saludos!!!

Anónimo dijo...

Parece una obviedad, y como lectora tuya de siempre, me veo obligada a recordar una cosa: no sólo los españoles pronunciamos "veiudo" o "boteia"... quizá el traductor no era español...

Para mí peludo no remite exclusivamente al cabello... o sea que también me parece una buena alternativa.

María

Laura Wittner dijo...

wanda, sí, con el pasado se las arregla mejor, siempre que se trate de ubicar en las estanterías imágenes imprecisas.
hola, martín, tuve que ir a mirar... recordaba el asunto de las dos versiones y que las mías empiezan con "antecedentes del caso". esta versión se publicó después de la muerte de fitzgerald siguiendo un reordenamiento de capítulos que él había dejado hecho. los capítulos son los mismos, pero en otro orden. lo que hizo fue reestablecer la secuencia temporal, en vez de estar saltando en el tiempo como había hecho en un principio. pero vos decís que la primera versión todavía se consigue?
maría, gracias por la lealtad! no, ya sé que no son los únicos que pronuncian así... pero di por hecho que la editorial sería española (la mía es de plaza y janés, no sé si hay otras versiones, me voy a fijar), y por lo tanto muy probablemente el traductor era español.

Anónimo dijo...

Ay, Laura, me acabo de releer y creo que me he expresado con demasiada solemnidad... ;-), perdona, tampoco quería sonar medio ofendida, era sólo una puntualización, pero he conseguido sonar medio pedorra, ;-)). Y sí, soy leal al blog, porque se lo merecen tanto él como su autora
;-). Gracias a ti por seguir compartiendo con nosotros tus reflexiones.

María

Laura Wittner dijo...

maría, a esta altura es como si nos conociéramos, por lo que no me sonaste solemne ni nada! estuve mirando y por ahora encontré dos traducciones españolas (la de alfaguara y la de plaza y janés) y una argentina, de 1950, editorial hemisferio. mirá si la que leía el chico en el tren era ésta, de elsa hounie! por el color de las hojas, es posible. así que tal vez era el veSHudo de la boteSHa nomás.

Anónimo dijo...

Hace poco la vi saldada. Alfaguara. Desapareció en una hora. La vi. Subí a dar una clase. Bajé y quise comprarla y ya no estaba. Pero era la versión caótica (sin Antecedentes del caso...) y era considerablemente más larga y ahí empezó la paranoia: ¿cuál leer? Yo
tengo la otra...Como verás también tengo mi parte hinchapelotas...
Saludos!
Martín.

markdow dijo...

Y no hablaste con el chico del tren?

Laura Wittner dijo...

no, no le hablé porque estaba intimidantemente concentrado.

martín, para mí la segunda, que es como a francis le habría gustado que se reeditara. dijo que le veía problemas a la versión original.

Ale Ventura dijo...

Yo no la leí! Mañana me levanto y voy directo a librería.

Y una cosita quisiera agregar: siempre leo el blog y comentarios, aunque no siempre deje huella y a maría yo ya la quiero!

:)